PASCUALPICHUN

Wednesday, April 26, 2006

CARTA DE APOYO A PASCUAL PICHUN

Para quienes deseen apoyar la lucha del Pueblo Mapuche y el refugio de Pascual Pichún que es injustamente perseguido por la singular Ley Antiterrorista chilena pueden firmar esta carta y enviarla a la dirección señalada más abajo.
____________________

Sra. SECRETARIA
Comité de Elegibilidad para el Estatuto de los Refugiados (CEPARE)
REPUBLICA DE ARGENTINA

De nuestra consideración.

Nos dirigimos a usted con relación al Expte. N° 599342-2005 del CEPARE, referido a la Solicitud de Refugio Político del ciudadano chileno PASCUAL ALEJANDRO PICHUN COLLONAO, sobre quien pesa –desde fines del año 2003- una orden de captura por parte de los tribunales de justicia chilenos.

Siendo un destacado miembro del movimiento social mapuche, activo promotor de los derechos culturales y políticos de su pueblo, Pascual y su comunidad han mantenido una férrea defensa de sus tierras ante el avance de empresas forestales, lo que ha desembocado en la persecución judicial de sus dirigentes y miembros por parte de las autoridades chilenas. Así, su padre don Pascual Pichún Pillaleo, lonko (jefe tradicional) de la comunidad y su hermano Rafael Pichún Collonao se encuentran cumpliendo severas condenas en las cárceles del sur de Chile, otros nueve ciudadanos mapuches están en idéntica situación todos ellos enjuiciados en base a la “Ley 18.314 Sobre Conductas Terroristas” creada por la dictadura militar de Pinochet para perseguir a opositores políticos.

Otros cientos de ciudadanos mapuches han sido procesados por la justicia civil y militar chilena en los últimos 5 años y se encuentran bajo diversas modalidades de “libertad condicional” o “vigilada”, hechos todos estos que han sido denunciados por organismos internacionales como Human Rights Watch, la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Amnistía Internacional y personalidades como el Relator Especial de Naciones Unidas para Cuestiones Indígenas, Sr. Rodolfo Stavenhagen.

Este último, en su Informe sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas en Chile, recomendó en diciembre del año 2003 al estado chileno que “bajo ninguna circunstancia” deberían ser criminalizadas o penalizadas las “legítimas actividades de protesta o demanda social de las organizaciones y comunidades indígenas”; que no deberían aplicarse acusaciones de delitos tomados de otros contextos ("amenaza terrorista", "asociación delictuosa") “a hechos relacionados con la lucha social por la tierra y los legítimos reclamos indígenas”.

No obstante, la criminalización descrita contra el Pueblo Mapuche en Chile continúa inalterable: diversas comunidades rurales de las regiones VIII, IX y X están militarizadas con regulares y violentos allanamientos policiales. Así, Pascual, su comunidad y en particular su familia, han debido enfrentar durante tres años un verdadero “cerco policial”, con uso de helicópteros, permanente vigilancia de la zona, controles de identidad en caminos públicos, allanamientos nocturnos e incluso arrestos arbitrarios y extrajudiciales.

Por todos estos antecedentes sucintamente mencionados, nos sumarnos a la Solicitud de Refugio Político que Pascual Alejandro Pichun Collonao les ha presentado por entender que su petición cumple todas las condiciones requeridas por el Estatuto para el Refugiado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) según la Convención de 1951 sobre el Estatuto para Solicitantes de Refugio: se trata de una persona perseguida por su condición de miembro del Pueblo Mapuche (persecución por razones étnicas) y de luchador social (persecución por ideas políticas). Si fuera devuelto a Chile nos asiste el temor fundado de que su libertad y derechos pudieran estar en serio riesgo, tal como acontece hoy con parte de su grupo familiar.

Argentina, Estado plurinacional que cobija en su interior a una importante población mapuche en las provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Buenos Aires y La Pampa, ha reconocido los derechos de los pueblos indígenas en su Constitución Política y ha ratificado instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Es también un país solidario, con una destacada trayectoria de refugio a perseguidos políticos de diversas nacionalidades y orígenes. Solicitamos por tanto aceptar la solicitud de refugio de parte de este joven luchador indígena, para que en esa tierra y junto a sus hermanos de pueblo pueda desarrollarse y vivir en paz y con justicia, hoy en día su principal aspiración.
______________


Firmar y enviar a la Siguiente Dirección:

CEPARE – Secretariado
Telefax:(54-11)-4342-9538; (54-11)-4342-9496
Dirección: Hipólito Irigoyen 952, 1° Piso. (1086) Buenos Aires – Argentina
E-mail: cepare@migraciones.gov.ar

Monday, April 24, 2006

REFUGIO PARA PASCUAL PICHUN


Para el día 6 de mayo es el último plazo que el joven Mapuche Pascual Pichún Collonao, de 23 años de edad, perseguido por la injusta y racista Ley Antiterrorista del Estado chileno, presente los antecedentes para que se evalúe si la República Argentina le entrega definitivamente la calidad de Refugiado.

Pascual Pichún Collonao es hijo del Logko Pacual Pichún, preso en Traiguén y acusado por el estado chileno por amenaza de incendio terrorista, oriundo del territorio Nagche se mantiene circulando y gozando de la protección del estado argentino a partir de que el día 6 de diciembre de 2005, cuando se le acogió a trámite la solicitud presentada el 15 de noviembre del mismo año, para acceder a refugio político.

Pascual fue acusado injustamente de incendio de equipos forestales, fue condenado junto a su hermano Rafael a pagar 6 millones de pesos (unos 10.000 dólares) en indemnización por el tribunal oral en lo penal de Angol, y ante la imposibilidad de pagar dicha fianza, fue ordenado su presidio por 10 años.

Según varios juristas y organizaciones chilenas e internacionales de Defensa de los Derechos Humanos los tribunales de la Araucanía violaron Convenciones Internacionales suscritas por Chile.

Ante la negación de cumplir injusta condena ambos hermanos fueron declarados prófugos por el estado chileno y en estos momentos el hermano mayor, Rafael cumple condena junto a su padre el Logko Pacual Pichún en la cárcel de Traiguén.

Pascual decide - con mejor suerte - no afrontar la persecución judicial y solicita refugio político en la hermana República Argentina, en donde se presenta ante Comité de Elegibilidad para el Estatuto de los Refugiados (CEPARE) en donde fue acogida su solicitud esperando la fecha del 6 de mayo para recibir todos los antecedentes para que el estado argentino evalúe los méritos de esta petición.

Es por ello que las Organizaciones Mapuche en Chile deben pronunciarse mediante declaraciones públicas y enviar solicitudes a CEPARE Argentina de manera de hacer sentir la preocupación de las organizaciones mapuche y chilenas por el caso de persecución que vive el hermano Pascual Pichún.